Planes de Pensiones

Hablar de planes de pensiones es hablar de ahorrar para la jubilación.  Dependiendo la edad con la que estés leyendo esto puede que “la jubilación” sea algo que ya se te esté pasando por la cabeza al estar a la vuelta de no muchas esquinas. O puede que, “la jubilación”, sea algo que ni te habías planteado porque todavía quedan muchos años para llegar a ella. 

Cualquiera que sea tu caso, conocer lo que es un plan de pensiones, su funcionamiento y sus principales ventajas/inconvenientes te permitirá saber si es un producto adecuado para ti.

¿Qué son los planes de pensiones?

Los planes de pensiones son una forma de ahorrar a largo plazo con la finalidad de acumular un ahorro que complemente la pensión pública llegado el momento de la jubilación.

¿Cómo funcionan?

El dinero que nosotros aportamos a un plan de pensiones, junto al del resto de partícipes (personas que también ahorran ingresando en el mismo plan de pensiones), es invertido por los gestores con el fin de obtener una rentabilidad que haga crecer las aportaciones.

¿Estoy obligado a ingresar todos los meses? ¿Y si no puedo seguir aportando dinero?

No. La forma de ingresar a un plan de pensiones puede ser periódica o puntual, pero sin ninguna obligación de permanencia.  Esto es, podemos hacer ingresos mensuales, trimestrales, etc., pero en el momento en el que queramos podemos parar de hacerlos.  Si decidimos hacer ingresos puntuales, no existe obligación en cuanto a la cantidad a aportar (salvo algunos mínimos operativos que no suelen ser superiores a 20 o 30 euros).

¿Hay algún límite máximo del dinero que puedo aportar a un plan de pensiones?

Sí.  La ley establece que el máximo anual a aportar a un plan de pensiones será de 8.000€, o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas. La menor de estas dos opciones.

¿Puedo recuperar mi dinero cuando quiera?

No. El que sea un producto pensado para la jubilación conlleva que el dinero invertido en un plan de pensiones no pueda recuperarse hasta el momento de acceder a la jubilación.  También lo podremos recuperar si nos encontramos ante una de las siguientes situaciones.

  • Desempleo de larga duración.
  • Incapacidad laboral permanente.
  • Dependencia severa o gran dependencia.
  • Enfermedad grave. De nosotros mismos o del cónyuge, ascendientes o descendientes de 1º grado.
  • Fallecimiento.  En este caso el capital iría a los beneficiarios que hayamos asignado o a los herederos legales.
  • A partir del 1 de enero de 2025 se podrán rescatar aquellas participaciones con una antigüedad mínima de 10 años.

Ventajas de los planes de pensiones.

Este producto presenta dos grandes ventajas.  La primera es el aprovecharse del interés compuesto (ahora lo explicamos con la ayuda de Mario) y la otra es la desgravación fiscal que obtenemos.

El interés compuesto.  Cuando hablamos de interés compuesto nos referimos a que la rentabilidad que se obtiene a largo plazo (como es el caso de los planes de pensiones) se ve beneficiada por el hecho de que además del capital que nosotros aportamos, también generan rentabilidad los intereses que consigue la propia inversión. 

Pongamos un ejemplo.  Mario ahorra 100€ al mes desde que cumple 20 años. (1.200€/año).  Pasados 40 años, cuando Mario cumple 60 años, veamos que resultado obtiene de su esfuerzo dependiendo la forma en la que invierte su ahorro.

Con esos 1.200€ al año Mario puede:   

-guardarlos en el cajón de su casa.

                -ingresarlos en una cuenta de ahorro que le genera una rentabilidad del 5% anual.

                -aportarlos a un plan de pensiones que obtiene una rentabilidad del 5% anual.

En la siguiente tabla vemos el resultado de las tres alternativas posibles para Mario:

 CAJONCUENTA CORRIENTE AL 5%PLAN DE PENSIONES 5%
INTERESES0€49.200€0€
CAPITAL FINAL48.000€48.000€152.000€
CAPITAL +INTERESES48.000€97.200€152.000€

El cajón de su casa, Mario tendrá acumulados 48.000€ al cumplir los 60 años. (1.200€/año x 40 años)

En una cuenta al 5% de interés anual, retirando todos los años los intereses generados, Mario tendrá pasados los años el mismo dinero que en el cajón.  Eso sí, habrá estado cobrando cada año los intereses.  Por ejemplo, el primer año 60€ (1.200€ x 5%) y el último año 2.400€ (48.000€ x 5%). En total de intereses Mario habrá cobrado 49.200€, que sumados a los 48.000€ ahorrados, le da un total de 97.200€. Dinero que no necesariamente Mario tenga disponible al cumplir 60 años ya que los intereses que ha ido cobrando año a año ha podido utilizarlos durante todo este tiempo.

En el plan de pensiones, también con una rentabilidad del 5% anual obtendría 152.200€.  ¿Cómo es posible? Es posible porque los intereses han seguido formando parte de la inversión generando nuevos intereses.  Ello ha hecho que su ahorro creciera sensiblemente más que en cualquiera de las dos opciones anteriores y, por eso, destacamos el interés compuesto como una gran ventaja de los planes de pensiones.

La desgravación fiscal.

El dinero aportado a un plan de pensiones permite reducir la base imponible en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). 

¿Qué significa esto? Como sabemos, los impuestos que pagamos en el IRPF vienen determinados por lo que ingresamos.  El dinero destinado a un plan de pensiones viene a representar que no lo hemos obtenido, por lo que no pagamos impuestos por él ese año.  Por tanto, el ahorro fiscal que vamos a obtener depende de la situación personal de cada uno. 

Para el año 2019, los tramos que se aplican en el IRPF son los siguientes:

Tramos IRPF 2019Tipos a aplicar
Desde 0 hasta 12.450€              19%              
De 12.450€ a 20.200€             24%
De 20.200€ a 35.200€             30%
De 35.200€ a 60.000€             37%
Más de 60.000€             45%

En el caso de Mario, y suponiendo que obtiene unos ingresos del trabajo que lo sitúan en el segundo tramo, al aportar 1.200€ durante el año 2019, se ahorrará de pagar 288€ en el IRPF. (1.200 € x 24%).

Inconvenientes de los planes de pensiones.

Una vez vistas las ventajas, es importante hacer constar los inconvenientes que encontramos en este producto.  Curiosamente, los inconvenientes van a estar relacionados con las ventajas.

La rentabilidad no está garantizada

El dinero que aportamos a un plan de pensiones es invertido por los gestores del plan para obtener la máxima rentabilidad posible.  El problema es que la rentabilidad no está garantizada, esto es, no podemos saber a priori la rentabilidad que vamos a conseguir. 

Dependiendo de factores como los años que falten para jubilarnos, o la mayor o menor aversión al riesgo que tengamos, podremos optar por planes que se adecuen a nuestras características (planes de renta fija, variable…) pero nunca sabremos con certeza el resultado final de la inversión hasta que llegue el momento de recuperar el dinero.

El pago de impuestos al recuperar el dinero.

  El rescate de un plan de pensiones se puede hacer de tres formas:

                -En forma de capital:  Disponemos del dinero de una sola vez.

                -En forma de renta:  Acordamos una renta periódica que vamos cobrando cada mes.

                -Mixta:  Una parte la recuperamos y la otra la vamos cobrando en forma de renta.

El dinero que ingresamos al recuperar la inversión tributa en el IRPF.  Y esto da lugar a dos inconvenientes a tener en cuenta:

                -Los impuestos que se dejan de pagar cuando hacemos la aportación los conocemos. Pero no los impuestos que estarán vigentes cuando nos jubilemos.

                -Al recuperar el dinero, dependiendo la forma en la que lo hagamos, puede ocasionarnos que tributemos en tramos superiores del IRPF y que el resultado sea que nuestra inversión se vea seriamente reducida por el Impuesto.

Enlaces de interés sobre Planes de Pensiones:

¿Te queda alguna duda sobre los planes de pensiones? No te quedes con ella, estaremos encantados de ayudarte en Asesoría Gratuita.

¿Quieres simular cuanto dinero tendrá tu plan de pensiones cuando te jubiles? Mira aquí.

¿Quieres calcular tu pensión pública? La Seguridad Social nos deja esta herramienta. Autocálculo de la pensión de jubilación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad